Tu el receptor

Tu el receptor

En una comunicación la responsabilidad mayor recae sobre el receptor, de él depende que el emisor se siente escuchado y comprendido. Como dijo Goethe «Hablar es una necesidad, escuchar es un arte».

Tu el emisor

Tu el emisor

Como emisor tenemos la responsabilidad de asegurarnos que se cumplen las condiciones que hagan efectiva nuestra comunicación y que esta llegue al receptor.

Suscríbete a nuestro boletín

Apúntate a nuestro boletín y te avisaremos cuando haya ofertas en nuestros cursos y servicios. Además, recibirás nuestros artículos exclusivos nada más publicarse.

¡Gracias por suscribirte!